Alimentación
  Cuidados
  Medicina preventiva
  Enfermedades
  Razas
 
Generalidades




 
   
   
   
   
   
   
   
 
CABALLOS/ENFERMEDADES MAS COMUNES


Síndrome abdominal agudo (cólico)

MVZ Esp. Omar Prado Ortíz

El síndrome abdominal agudo —que se abrevia SAA, también conocido como cólico— es el conjunto de signos indicativos de dolor en el sistema digestivo bajo o en cualquier órgano dentro de la cavidad abdominal, puede producir obstrucción intestinal e impedir —total o parcialmente— el paso del contenido intestinal. El cólico puede ser provocado por diversas causas, físicas, mecánicas, o bien, darse por anomalías funcionales y éstas pueden estar relacionadas entre sí.

El SAA es frecuente en los caballos porque presentan predisposición anatómica —un estómago muy pequeño en proporción a su cuerpo, entre otros factores. Generalmente se relaciona con el régimen alimenticio —número de comidas, cantidad y tipo de alimento ofrecido—, así como con la presencia de parasitosis y otras enfermedades como gastritis, enteritis, etcétera. No es exclusivo de alguna edad en particular; los potros recién nacidos pueden sufrir de cólico por retención de meconio —líquidos fetales—, por parasitosis al igual que los caballos adultos. Así que podemos decir que todos los caballos son susceptibles de padecerlo.

Se dice que existe predisposición al cólico en las razas de caballos medianas, como por ejemplo: el cuarto de milla, el warmblood, el pura sangre inglés, los ponis, sin embargo, no podemos mencionar que existe predisposición en alguna raza en particular, como se dijo anteriormente, cualquier caballo puede padecer cólico.


CAUSAS DEL COLICO

El cólico se puede presentar por diversas causas, entre las que se encuentran frecuentemente podemos mencionar las siguientes: alimentación, parasitosis, cuerpos extraños, tumores, deshidratación, ruptura de órganos, hernias, encarceramientos, causas congénitas, parto.

Alimentación

La alimentación es uno de los principales factores predisponentes en la aparición del SAA.

Heno mohoso: causa SAA con enteritis —inflamación del intestino delgado— y fiebre, algunas veces con íleo —ausencia de movimientos por parte del intestino— y producción de gas.

Forraje indigestible en exceso: alimentos tales como olotes, heno de avena demasiado grueso y algunos otros alimentos fibrosos como paja de cebada, paja de trigo, etcétera, pueden producir impactación del colon. Muchas de estas impactaciones están relacionadas con el grado de deshidratación.

Granos: los problemas de SAA están asociados con el cambio brusco de alimentación y el tipo de grano que se le ofrezca al caballo, puede darse una rápida fermentación. También puede haber impactación —acumulo de alimento— en el intestino principalmente en los sitios debilitados.

Forrajes: el pasto por sí solo, no produce SAA, un nuevo tipo de pasto demasiado frondoso y en grandes cantidades puede producir timpanismo —exceso y acumulo de gas y alimento en el área— y SAA. El trébol marchito, así como el forraje verde caliente, han sido asociados con este síndrome.

Parasitosis

La larva de la mosca doméstica y del establo, rara vez produce SAA. Se ha reportado la obstrucción en el duodeno producida por Gasterophilus nasalis, que provoca retraso en el vaciado gástrico, dilatación gástrica, y como consecuencia se puede producir ruptura del estómago por debilidad de la pared gástrica.

Cuerpos extraños

El caballo puede ingerir cuerpos extraños como sogas, lazos, trozos de cuero y piel, costales, etcétera, o se produce una concreción o mineralización del alimento. Las masas pueden incluir arena o grava, las cuales se quedan en el colon hasta que su crecimiento y peso producen dolor y algunas veces obstrucción mecánica del intestino. Comúnmente se forman enterolitos —cuerpos producidos por la acumulación de minerales— en el intestino, que producen obstrucción, generalmente en el colon transverso y menor. Este tipo de cólico es recurrente.

Tumores

Se pueden encontrar tanto en caballos viejos como en los potros y caballos jóvenes.

Lipoma: produce estrangulación del intestino delgado.
Carcinoma de células escamosas: esta alteración puede provocar obstrucción cuando el tamaño del tumor es muy grande.

Deshidratación

La deshidratación con pérdida de electrolitos, es consecuencia de ejercicios extenuantes, falta de agua disponible y por presencia de dolor, pudiendo producir íleo y signos de cólico.

Ruptura de órganos

La mayoría de las ocasiones se presenta en estómago o en intestino grueso. La ruptura de estómago ocurre generalmente en la curvatura mayor como resultado de la ingestión de alimento fermentado.

Hernias

Pueden encontrarse en diferentes regiones: inguinal, diafragmática, umbilical, etcétera.

Encarceramientos

Se refiere a los desgarres mesentéricos, yeyunal, duodenal, así como en colon mayor, foramen epiploico, desgarre gastroplénico, bandas mesodiverticulares, etcétera.

Causas congénitas

En potros causa atresia —ano cerrado— del colon transverso, colon dorsal derecho, flexura pélvica, así como de recto y ano, lo cual es incompatible con la vida.

Parto

Pueden presentar cólico de mediana intensidad las yeguas unos meses antes del parto, o durante él. El SAA después del parto puede deberse a desplazamiento, hematoma en el ligamento ancho, así como torsión uterina, la cual puede presentarse antes o después del parto.

También se puede presentar el SAA cuando el caballo ha adquirido úlceras, abscesos abdominales, enteritis, peritonitis, entre otros.


CLASIFICACIONES DEL SAA

Cólico infartante

Se compromete la irrigación sanguínea del sistema digestivo. Cuando se trata de un cólico infartante generalmente los animales se deben someter a cirugía lo más pronto posible para que el animal sobreviva, de lo contrario, los animales morirán sin lugar a duda. El dolor que se presenta es continuo e intenso, además existe una dilatación severa del área afectada. Se mencionan como:

Vólvulo: el intestino delgado gira sobre sí mismo.
Torsión: generalmente ocurre en el colon mayor y se refiere a que el intestino gira sobre su propio eje.
Tromboembolismo masivo: por la presencia de trombosis masiva, principalmente sobre la cuadrifurcación de la aorta —iliacas.
Intususcepción: se nombra de esta forma cuando una parte del intestino se mete dentro de otra porción del mismo —como si se lo estuviera comiendo.

 

Cólico no infartante

Quiere decir que no se compromete la circulación sanguínea del sistema digestivo y generalmente estos cólicos se pueden tratar sin tener que someter a una cirugía al caballo, sin embargo, si no son tratados a tiempo, el cólico no infartante puede convertirse en cólico infartante. Los animales animales presentan dolor intermitente. Los cólicos no infartantes son:

Espasmódico: produce ligeros dolores abdominales y son pasajeros.
Impactación temprana: se menciona de esta forma, cuando se encuentra una dilatación gástrica o acumulación de gas en el ciego leve o moderada y se presenta con frecuencia en los caballos tragadores de aire —ver vicios del caballo.
Tromboembolismo ligero: cuando la obstrucción de las iliacas no es masivo, por lo tanto, no es muy significativo, aunque si produce mucho dolor al animal y molestias al galopar —en caliente.

 

Distensión visceral severa

Se le nombra así cuando se presenta la flatulencia avanzada, impactación tardía del intestino grueso o dilatación gástrica.


OTRA CLASIFICACION

Cólico verdadero

Se refiere a dolores y afecciones propios de la cavidad abdominal y del sistema digestivo.

Cólico no verdadero

Son dolores y afecciones no propios de cavidad abdominal, por ejemplo: en yeguas en ocasiones ocurre la torsión del útero antes, durante o después del parto. En sementales a veces ocurre torsión del cordón espermático.


CLASIFICACION DEL DOLOR

Existe una clasificación del dolor que sirve de guía al veterinario para determinar el grado de afectación y el área afectada por el SAA.

Dolor visceral. Existe el dolor pero no es tan intenso porque no existe ruptura de órganos.

Los caballos con cólico y con dolor visceral se revuelcan para minimizar el dolor abdominal, se mueven continuamente; presentan contracciones espasmódicas de dolor, también se presenta isquemia que se puede ver reflejada en la mucosa oral, incolora por falta de circulación sanguínea y por supuesto hay inflamación del área afectada.

Dolor parietal. El dolor es mucho más severo porque se encuentra implicado severamente uno o varios órganos o existe ruptura de uno de ellos o de varios.

Los caballos con dolor parietal se rehusan o moverse, el abdomen se palpa rígido, presentan mucho dolor en la palpación rectal, hay atonía —sin presencia de movimientos— intestinal y todo esto en conjunto pudiera decirnos que hay ruptura de vísceras, lo que es muy doloroso para el animal. Definitivamente se tendrá que sacrificar al caballo si presenta estas características.


LOS SIGNOS QUE GENERALMENTE PRESENTAN LOS ANIMALES

Se ven los flancos —costados del abdomen.

Presentan mucha inquietud.
Se postran.

Adoptan la posición de perro sentado.

Presentan anorexia —falta de apetito—, sin embargo no todo los caballos ni siempre presentan este signo.
Depresión.
Hay presencia de sudoración.
Rascan continuamente el suelo con las manos.

Aumenta la frecuencia cardiaca.
Se revuelcan.

Se campan —toman la posición de orinar.

Hacen el signo de Flemen —levantan el labio superior.
Juguetean con el agua y no beben.
Se postran boca arriba.
Presentan el banderilleo —mueven excesivamente la cola—, entre otros.


PROBLEMAS OCASIONADOS POR COLICO

Timpanismo: puede ser producido por alimentos fermentados en exceso, aerofagias —tragadores de aire, ver vicios del caballo— o íleo con formación de gas, pudiéndose producir distensión del estómago, ciego y/o colon. El dolor se produce por la presión ejercida sobre los receptores del dolor en la pared intestinal. Al principio, los procesos fisiológicos son normales pero conforme va aumentando la distensión van ocurriendo cambios. En estos casos se puede tener degeneración en el estómago, ya que puede producir reflujo gástrico. En la palpación rectal se puede sentir la distensión intestinal en ciego y colon.

Obstrucción de intestino delgado: generalmente ocurre debido a un acumulo de alimento que impide el tránsito por el sistema digestivo o por un estrechamiento del intestino, así que tanto el fluido intestinal como el gas no pasan debidamente al ciego ni al colon. Los fluidos que normalmente pasan al intestino delgado son: saliva, secreciones gástricas, fluido pancreático, bilis y secreciones del intestino delgado.

Obstrucción del ciego y colon mayor: la obstrucción del colon mayor comúnmente se debe a una impactación o a un desplazamiento de colon y/o ciego. Lo que puede originar el alimento es un enterolito o la posición inadecuada del colon. El exceso de gas produce una distensión y pérdida eventual de los sonidos intestinales, así como un incremento considerable en el tamaño de los órganos adyacentes —del rededor—, perceptible mediante la palpación rectal.

Obstrucción estrangulante del intestino delgado: este tipo de obstrucción bloquea tanto el aporte vascular —esto quiere decir que podemos tener alteraciones venosas y arteriales— como el lumen intestinal. El resultado es una necrosis —muerte celular— que comienza en la mucosa del intestino delgado.

Enteritis: puede haber un exceso considerable en la producción del líquido del intestino delgado. También puede haber cambios en el líquido peritoneal, depende de la severidad del daño producido en el intestino.

Peritonitis: usualmente es una respuesta a otras enfermedades intestinales como, obstrucciones. Como el daño está ocurriendo en la parte externa del intestino, la respuesta de dolor puede estar muy aumentada.


MEDIDAS DE EMERGENCIA ANTES DE PRESENTAR EL COLICO

Se debe llevar un régimen alimenticio muy controlado, así como una rutina de ejercicios diarios. También se debe verificar que el animal no tenga vicios para evitar al máximo la presencia de cólicos, así como que el animal no esté pasado de peso, etcétera.


MEDIDAS DE EMERGENCIA DURANTE EL COLICO

Se debe retirar absolutamente todo el alimento, también se debe pasear al caballo para evitar que se eche y llamar de emergencia al veterinario. El médico veterinario eligirá los medicamentos pertinentes, evaluará al animal por medio de la palpación rectal y siempre realizará un sondeo nasogástrico, exámenes de laboratorio, etcétera.


MEDIDAS DE EMERGENCIA DESPUES DE PRESENTARSE EL COLICO

Definitivamente el tratamiento a seguir después de la presencia de un cólico, queda únicamente a elección del veterinario, sin embargo, en general se modifica o ajusta la dieta del caballo y se sugiere una rutina de ejercicios.


DIAGNOSTICO

Existen muchas armas que nos ayudan a obtener un buen diagnóstico:

Historia clínica. Son los datos que debe aportar el caballerango o el dueño del caballo. Esta información es muy valiosa para el diagnóstico del médico veterinario y para la elección del mejor tratamiento, así que deben ser verídica y acertada.

Defecación. Es importante saber cuántas veces ha defecado el animal, también es importante valorar la consistencia. Es necesario que el médico veterinario sepa si no ha defecado el caballo y desde cuándo.

Alimentación. El veterinario debe saber qué come el animal y a qué hora fue la última comida, esto es de gran valor para que el veterinario determine dónde se encuentra el problema

Dolor y signos de cólico. A qué hora comenzaron los dolores y con qué intensidad y frecuencia.

Cólicos previos. Cuándo fue la última vez que tuvo cólico, cuál fue la causa y qué tratamiento se le dio.

Terapia previa. Desparasitaciones, cambios de alimento, si se utilizaron fármacos, cuáles y para qué.

Cambios en las condiciones climáticas. Un caballo por lo general no bebe agua fría —en invierno—, porque puede provocarle impactaciones, obstrucciones, etcétera. Es necesario saber cuándo fue la última vez que bebió.

Ritmo cardiaco. Un aumento en la frecuencia cardiaca es indicativo de dolor.

Membranas mucosas. Es importante saber si han cambiado de color. Las mucosas ayudan a conocer el grado de deshidratación del animal.

Palpación rectal. Es muy valiosa para que el veterinario pueda determinar la gravedad del el problema.

Sondeo nasogástrico. También ayuda al veterinario a determinar la gravedad del problema.


TRATAMIENTO

El tratamiento a seguir depende mucho de la duración y el grado de severidad del cólico, de los desórdenes que provocó, y de si fue sometido o no a cirugía, pero en términos generales, se debe ajustar, disminuir o cambiar la dieta, el animal debe realizar ejercicios moderados —caminatas varias veces al día— y los medicamentos a utilizar deben darse bajo prescripción médica veterinaria únicamente. También se debe imponer una terapia de líquidos por vía oral o endovenosa y determinar si se necesita la administración de aceite mineral y la frecuencia con la que se debe aplicar.


PRONOSTICO

Depende del tratamiento a seguir determinado por el médico veterinario, sin embargo, en el pronóstico es mucho más favorable en los animales que no fueron sometido a cirugía, es decir, cuando el tratamiento fue únicamente médico. También tiene mucho que ver el área afectada, el grado del daño, el tiempo transcurrido desde la aparición del cólico hasta que fue atendido por el médico veterinario, los daños asociados y como la severidad de los mismos.


MVZ Esp. Omar Prado Ortíz
Clínica para Equinos
Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia
UNAM
Correo electrónico: omarpra@yahoo.com

     


Síndrome abdominal agudo (cólico)
El cólico se presenta con frecuencia en los caballos y puede tener consecuencias dramáticas. Puedes prevenirlo con una buena dieta y hábitos de alimentación apropiados.

Aspectos generales sobre oftalmología equina
Las diferentes enfermedades que puede padecer tu caballo en los ojos, cómo los examina el médico veterinario, son algunos de los temas tratados en este apartado.

Laminitis
Si no es atendida a tiempo, esta enfermedad puede causar daños irreversibles en los cascos del caballo.

Mataduras, golpes y heridas
Conoce cómo evitar posibles accidentes a tu caballo, cómo curar sus heridas, qué es una matadura y los cuidados requeridos para que sane.

 


home  l  perros  l  gatos  l  caballos  l  acuario  l  otras especies  l  comunidad
alimentación  l   cuidados  l   medicina  l  enfermedades  l  


 
 
Búsqueda personalizada

Toda la información contenida en este sitio es exclusivamente para tu consideración.
Consulta a tu veterinario antes de proporcionarle cualquier tratamiento a tu mascota.
Consulte nuestra Política de Privacidad


Nuestros sitios: Mascotanet | México | España | Otros

Copyright © Mascotanet. Todos los derechos reservados